EL PLAGIARISTA

REFRESCA TU INTELIGENCIA

  • Visitas Totales

    • 111,702 hits

ZIZOU Y AQUILES

Posted by el plagiarista en julio 15

Ahí se encontraba, uno de los jugadores mas grandiosos de todos los tiempos, una leyenda, un mito, un campeón que ante dos billones de teleespectadores se encontraba dando los últimos toques a una historia.

Zinedine  Zidane . . .

Un hombre de Providencia, un Salvador, que era buscado como aquél Aquiles, ya que era considerado como como el único que podría revertir el destino de sus coterráneos. Mejor aún, el era un super-Aquiles que no esperó por Agamenón – en la forma de Raymond Domenech – para que viniese a rogarle a re-enlistarse, el decidió por sí mismo, al escuchar una voz interior que lo llamaba desde su exilio Español, para que portara su luminosa armadura de la Selección Nacional, flanqueado por su Myrmidons – Makalele, Vieira y Thuram – y revertir la mala fortuna.

A sólo unos minutos del Panthĕon de los dioses del Fútbol, a sólo unos minutos del final de un partido histórico que lo llevaría al seno de los Dioses de los Estadios – como Pelé, Platini y Maradona – Este gigante que como los Titanes del mundo antiguo, había conocido gloria, luego exilio, luego retorno y redención; este angel azul redimidor enfundado en su casaca blanca, que tenía por delante los escalones de Olimpo . . comete lo incomprensible.

Nadie sabe lo que Materazzi dijo, para revivir los viejos demonios de aquel niño de las calles de Marsella, aún si tuviésemos la caja negra de esos 20 segundos fatídicos que destruyeron su leyenda, que es una mixtura de un personaje de Dostoyevsky, del futuro Alcalde de Marsella y del carismático Capitán, aún si supiéramos toda la historia, este suicidio sería tan ordinario como todos los suicidios, ninguna razón en el mundo nos dirá por qué un hombre mas admirado que El Papa, El Dalai Lama y Nelson Mandela juntos; un semidiós, el Chosen One, escogió éste, como el momento para explotar ahí mismo.

La realidad es que no es fácil estar en la piel de un semidiós, de un ícono, de una leyenda y de un héroe.

Fué de cierta manera la insurrección de un hombre contra su imagen de Santo, la refutación de llevar un Halo que se había puesto sobre su cabeza y que pulverizó con un cabezazo al pecho, como diciendo : deseo vivir como una persona, no como un ídolo; un hombre de carne y hueso, hecho de pasión, no de éste idiótico holograma vacío, de éste Gurú que la Soccermanía estaba tratando de hacer de mí, Ecce Hommo, Soy un Hombre, sí, un hombre, un hombre verdadero, no ésos absurdos monstruos o estrellas sintéticas que están hechas de dinero o de marcas registradas.

Aquiles tuvo su talón, Zidane tendrá su magnífico y rebelde cabezazo que lo trajo de regreso a las filas de sus hermanos, los humanos hechos de sangre y piel.

Technorati Tags:
, , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: